¿Iztaccíhuatl o Pico de Orizaba? ¿Cual subir primero?

Ya viene la temporada de ir a los volcanes más altos de México y si te has decidido a entrenar para subir, seguro te has hecho la pregunta de ¿cuál debo subir primero? el Iztaccíhuatl o el Pico de Orizaba. En este artículo te voy a decir cómo es cada uno de ellos para que así, tú puedas tomar tu propia decisión sobre cuál montaña subir en tu primera expedición.

Cuando queremos empezar a hacer alta montaña en México siempre nos preguntamos “¿Cuál debe ser mi primera cumbre: el Iztaccíhuatl o el Pico de Orizaba?”. Es una pregunta que todos nos hacemos y cada quien tiene un punto de vista distinto, hay personas que te dirán que vayas primero a La Mujer Dormida (Iztaccíhuatl), sin embargo, hay mucha gente que sube primero a intentar cumbre en el Pico de Orizaba (Citlaltépetl).

¿Por cuál empezar? En este artículo te voy a asesorar un poco sobre el panorama de lo que nos ofrece cada uno de estos dos gigantes que nos miran desde las alturas, así, podrás elegir entre ambos para tomar tu propia decisión.

Cada montaña es distinta, y una vez que ponemos un pie sobre su cumbre, ya no somos los mismos. Nuestro corazón, nuestro espíritu y nuestra alma cambian, nos damos cuenta de que somos más grandes de lo que pensamos, de que somos capaces de alcanzar grandes cosas.

Iztaccíhuatl (5,284 msnm.)

Comenzaré por contarte del significado de su nombre, esta montaña es un volcán extinto que, como su nombre lo indica, se asemeja a la forma de una mujer que yace recostada sobre sus laderas. Este volcán está ubicado en el Parque Nacional Izta-Popo entre la Ciudad de México y Puebla.

Alcanza los 5,284 msnm (metros sobre el nivel del mar) y es la tercera montaña más alta del país, después del Pico de Orizaba y el Popocatépetl, que se encuentra actualmente cerrado por su actividad volcánica.

Por su parte, el Parque Nacional Izta-Popo es una de las zonas más protegidas del país, para llegar aquí hay que tomar la carretera México – Puebla, hasta llegar al municipio de Amecameca, donde se encuentra el famoso Paso de Cortés, que es la zona donde inicia el parque y aquí hay que obtener los permisos de entrada y hay que pagar la tarifa correspondiente ($30 MXN).

Los montañistas aquí, suelen dormir en las faldas de la montaña, en el refugio que lleva por nombre “Altzomoni” y se encuentra a 4,025 msnm, entre el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl.

O bien, acampan en la zona conocida como “La Joya”, que se encuentra a 3,940 msnm. y está literalmente en la base de la montaña, justo al lado de donde comienza el recorrido.

“Altzomoni” se encuentra antes de “La Joya”, la cual se encuentra a siete kilómetros del Paso de Cortés. A ambos puntos es posible llegar en coche y de ahí comenzar el recorrido a pie.

La distancia desde el comienzo del recorrido hasta la cumbre es de alrededor de siete kms. y el recorrido consta de ocho cumbres falsas, es decir, que subes y bajas mientras vas caminando. Se les llama “cumbres falsas” porque dan la ilusión de que cuando subes vas a llegar a la cumbre final, sin embargo, no es así. Así que hay que prepararse mentalmente para esto.

Hay dos rutas que son las más comunes, la de Los Portillos, que es la más transitada, y la de Ayoloco, que es un poco más empinada. Por ambas rutas se llega a un refugio que es conocido como “el refugio de los cien”, a 4,780 mts. de altura, donde es posible tomar un descanso o incluso dormir aquí, en campo alto, previo al ascenso.

Es una montaña que ofrece distintos paisajes, cada uno con diferentes niveles de dificultad, en esta montaña encontrarás chorreaderos de piedras, arenales, zonas rocosas muy expuestas, glaciar, en fin, es posible contemplar panoramas adversos mientras la recorres.

En promedio, esta montaña se sube entre siete u ocho horas y los montañistas acostumbran de salir en la madrugada, alrededor de las 2:00 o 3:00 am. para así llegar a la cima poco después del amanecer.

Como su figura se asemeja al cuerpo de una mujer, la montaña se va dividiendo por los puntos que hacen referencia a un cuerpo humano, empezando por la zona de los pies, luego las rodillas, después la panza y finalmente el pecho, que se divide en dos cumbres, siendo el segundo pecho la cumbre final. La cabeza está después, pero se encuentra más abajo de la cumbre, así que la ruta tradicional culmina en el segundo pecho.

Para llegar a “la cabeza”, es necesario hacer otro recorrido que es mucho más técnico y menos transitado que la ruta normal, así como también es necesario comenzar desde otra zona, pero esa es una ruta mucho menos común y que requiere de mayor esfuerzo y habilidades técnicas.

Pico de Orizaba (5,636)

Su nombre proviene del náhuatl Citlaltépetl, (citlali ‘estrella’ y tepetl ‘montaña’) y significa “cerro de la estrella”. Antiguamente lo llamaban así porque, según cuentan la historia, en la época precristiana en uno de los poblados vecinos que se llamaba Coscomatepec, en las estaciones de otoño a invierno durante la noche, se veía el planeta Venus cruzando sobre el cráter del volcán. Aunque también cuentan que lo llamaban así debido a que su cumbre nevada brilla durante todo el día por el reflejo del sol.

El volcán Pico de Orizaba es un estratovolcán inactivo que se encuentran entre los límites territoriales de los estados de Puebla y Veracruz. Es la montaña más alta del país y la tercera más alta de norteamérica, alcanza los 5,636 msnm. (metros sobre el nivel del mar) y ha sido testigo de la conquista de cientos de alpinistas que año con año salen a cumplir su sueño de alcanzarla.

Existen diferentes rutas para alcanzar su cima, la más recorrida es la “ruta normal”, que es por la cara norte del volcán. Ésta comienza en el refugio Piedra Grande a 4,200 msnm. al cual se llega entrando en carros 4×4 por el municipio de Tlachichuca, a unos 80 kms. del estado de Puebla.

El terreno de la ruta normal va cambiando mientras asciendes, comenzando por una zona un tanto tierrosa y de roca suelta, luego se llega a los Nidos, que se divide en dos secciones y aquí, algunas veces acampan los montañistas que quieren dormir en campo alto, a una altura de 4,800 msnm. Después sigue El Laberinto, en donde hay que utilizar las manos para escalar un poco y ser muy astutos para no perderse en esta zona, ya que la ruta suele perderse bajo la nieve.

Finalmente, (aunque no se acerque siquiera al final del ascenso) se llega al Glaciar de Jamapa, ¡se viene lo bueno! “el glaciar es eterno” te dirá la mayoría de la gente que ha tenido la oportunidad de conocerlo, pareciera que no acaba y que aunque vayas avanzando y avanzando cuesta arriba con todas tus fuerzas, sentirás que estás parado en el mismo lugar.

La otra ruta que también es conocida es la ruta por la “cara sur” de la montaña, la cual suele ascenderse cuando las condiciones del glaciar por la ruta “normal” no son tan buenas por cuestiones climáticas. Comienza desde el refugio Fausto González Omar, ubicado a 4,660 msnm. al cual se llega entrando por el poblado de San Antonio Atzitzintla. Es una ruta en la que, al principio, hay que subir por un arenal, en el que por cada paso que des, sentirás que retrocedes dos. En el ascenso por esta ruta es posible ver a lo lejos el Izta, el Popo y la Malinche.

Para el ascenso del Glaciar de Jamapa, es importante ir encordados, esto significa que debes ir amarrado, literalmente a tu guía o a tu compañero, por lo que se recomienda conocer previamente sobre el uso de piolet y crampones, así como el manejo de cuerdas.

La vista desde arriba es realmente deslumbrante, vez a tu alrededor un horizonte infinito, sientes el gélido viento en tu rostro y te das cuenta de que cualquier cosa que pudiera preocuparte allá abajo es tan solo pasajera, te das cuenta de que eres capaz de vencer cualquier obstáculo que se presente en tu vida. ¡Eres un(a) triunfador(a)!

La montaña nos hace sentir diminutos, pero aún así, el ser constante, paciente y el dar lo mejor de ti, te llevará a la cumbre cuando menos te lo esperes. Entonces entenderás su magia y su belleza, entenderás que la montaña te lleva a alcanzar grandes cosas en la vida.

Se acostumbra subir ambas montañas en la madrugada por cuestiones climáticas ya que, normalmente, después del medio día, es más probable que haya mucho viento y/o tormentas de nieve o lluvia, el clima siempre es mejor durante la mañana.

A veces la montaña nos dice que no, debes recordar que es ella la que tiene el mando siempre, debemos aprender a escucharla, respetarla y ser humildes ante lo que ella nos pida. La montaña siempre estará ahí, dispuesta a brindarnos un aprendizaje y una experiencia que nos cambiará la vida.

A veces es “no” y si no llegas a la cumbre en el primer intento, es importante recordar que cada quien tiene su cumbre interior, que cada quien tiene un camino distinto por recorrer y lecciones que vivir, que a cada quien nos toca vivir una experiencia diferente.

Siempre aprenderemos algo nuevo, lleguemos al punto más alto o no, conquistamos nuestros corazones y nos volvemos alguien distinto, nunca bajamos siendo los mismos.

Recuerda: la cumbre es apenas la mitad del camino. No hay nada como un abrazo cumbrero que festeja la conquista de un nuevo reto, una nueva meta y el verdadero valor de un buen trabajo en equipo, pero debemos recordar que no es el final, lo más importante y la verdadera cumbre está en llegar sano y salvo a casa.

En el regreso tu cuerpo ya estará cansado, tus piernas creerán que lo han dado todo y tus pulmones también, sin embargo, lo que toca después es dar el doble de esfuerzo, ahora hay que bajar… Decirle a tu cuerpo, a tus piernas, que deben estar alertas, te sentirás cansado, y tal vez sin suficiente energía, pero hay que darle ese empujoncito al cuerpo para continuar.

Al descender hay que estar doblemente concentrados y seguir respirando, seguir dando la mejor versión de nosotros mismos hasta tocar base de nuevo en el campamento. Volverás a casa con grandes historias que contar, con nuevas amistades y lleno de experiencias que te marcarán por siempre. Aprenderás más de lo que te imaginas de cada uno de los integrantes del grupo, recordando que a la cumbre no se llega solo y que lo más importante es compartir el éxito.

¡Buen camino!

Equipo técnico necesario:

  • Botas de alta montaña
  • Casco
  • Piolet
  • Crampones
  • Bastones
  • Mochila de 40 lts. aprox.

 

Conoce más sobre el trabajo de Marcela González aquí y síguela en su instagram como @marcelagzze

 

You May Also Like

7 formas para saber si tu guía de montaña es un buen guía

Los verdaderos héroes del Everest.

Machu Picchu Montaña vs Huayna Picchu ¿Cuál elegir?

La Guía Completa Para Mi Primera Montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *