Las auroras boreales son uno de los fenómenos más codiciados por cualquier fotógrafo de naturaleza y fotografiarla se puede volver todo una aventura, no olvides que no es necesario tener la mejor cámara o el mejor equipo, sino que todo está en la creatividad. En este artículo te voy a compartir 10 consejos que te servirán para que tomes las mejores fotografías de la aurora boreal en cualquier parte del mundo.

Planeación

Es importante que para ver las luces del norte planees con anticipación tu expedición/viaje, no se trata de estar esperando todas las noches a que salga y puedas contemplarla, sino de ser paciente y estar ahí en el momento preciso. Claro, la madre naturaleza siempre nos sorprende y las cosas no siempre salen como las planeamos, pero si organizas tu viaje con anterioridad y te preparas correctamente, serán mayores las probabilidades de observar de la mejor manera este fenómeno.

1. Clima, lugar y temporada

Los lugares en donde es posible ver la aurora boreal se encuentran principalmente en las zonas más cercanas al Círculo Polar Ártico, en donde casi siempre es muy frío. Será importante que revises con anticipación el clima y la temperatura, para que así, puedas prepararte con la ropa adecuada y estar afuera, en el clima frío el mayor tiempo posible capturando la aurora.

También es importante que te asegures de que el cielo esté despejado y no sea temporada de lluvias.

Por otro lado, las auroras boreales ocurren durante todo el año, pero esto no significa que la temporada para verlas puede ser en cualquier fecha, hay meses en los que hay muy poca o nada de visibilidad, esto es debido al “sol de medianoche” que alumbra las 24 horas del día y que ocurre durante los meses de verano.

La mejor temporada es en las fechas de los equinoccios, en los meses de septiembre y marzo, cuando el sol está situado en el plano del ecuador celeste, aunque pueda verse también durante los meses entre octubre y abril, dependiendo de la zona en la que te encuentres.

2. Fase lunar

La fase de la luna es otro aspecto importante a considerar. Este fenómeno luminoso es visible aún con luna llena, pero para sacarle el mayor provecho y obtener las fotografías más vívidas, será mejor que vayas cuando haya luna nueva para evitar la contaminación lumínica y las auroras puedan lucirse en su máximo esplendor.

A veces, dependiendo de la fecha y posición de la luna, aunque sea otra fase lunar, ésta no sale por encima del horizonte, por lo cual también es posible tener un cielo oscuro aunque no sea luna nueva.

3. Revisar la actividad de la aurora boreal

La predicción de auroras boreales es como el clima meteorológico, no siempre acierta pero, aún así nos sirve para saber si qué probabilidad de verlas tendremos esa noche.

Hay diferentes recursos para revisar la predicción de las luces dependiendo del lugar en el que te encuentres. La actividad se mide en un index de valores KP en una escala del 0 al 9, siendo el 9 el valor de mayor visibilidad.

Equipo Necesario

4. Tripié

Para evitar el movimiento de la cámara, te recomiendo utilizar la función de temporizador con dos segundos sobre el tripié, porque aunque creas que no, la cámara tiene cierto movimiento cuando nosotros presionamos el botón de disparo.

Si no tienes uno, puedes improvisar uno dejando la cámara sobre alguna superficie estable y colocar alguna roca, tronco o algo que funcione como soporte.

5. Cámara con función de modo Manual

La cámara que utilices debe tener esta función para que puedas manipular y jugar con los diferentes ajustes que te recomiendo más adelante en este mismo artículo.

6. Lente gran angular

Para que puedas capturar un cielo amplio y lo más que puedas de las luces, es recomendable utilizar lentes de formato gran angular, como por ejemplo un lente de 16mm. Cualquier lente entre 10 y 24 mm debe funcionar muy bien para capturar un cielo amplio.

Ajustes de cámara

Las auroras boreales cambian su brillo, color y movimiento durante la noche, es por eso que los ajustes que utilizarás tendrán que ir cambiando dependiendo de cómo vayan las luces en el cielo.

7. Formato en RAW

RAW es el formato que captura la mayor información posible en una imagen, así que, para que a la hora de editar tus imágenes puedas sacar la mayor calidad de color, es altamente recomendable que dispares en RAW, ya que el formato .jpg no guarda tanta información como éste.

8. Apertura

La apertura es lo que controla la cantidad de luz que pasa a través del lente, entre más pequeño sea el número del f/stop, mayor es la apertura del lente.

Aunque una apertura de 3.5 o 4 también funciona, la más recomendada para fotografiar la aurora boreal es de 2.8 o menor.

9. Velocidad

Una velocidad de entre 5 y 25 segundos será la ideal para capturar las luces. Si las luces se mueven con rapidez, trata de usar una velocidad entre 5 y 7 segundos, el flujo es más tranquilo, utiliza una entre 10 y 25 segundos, haz la prueba y verás cuál es la que mejor te conviene.

10. ISO

El ISO controla la sensibilidad de la cámara hacia la luz, deberás elegirlo dependiendo de la velocidad que vayas a utilizar y de la intensidad en visibilidad de las auroras.

Empieza haciendo una prueba con un número entre 400 y 800, si ves que la fotografía es aún muy oscura, aumenta el ISO a 1,200 e intenta de nuevo y así sucesivamente.

Personalmente siempre tomo mis fotografías nocturnas con un ISO entre 800 y 4,000, pero eso depende de las condiciones en donde me encuentro en ese momento.

Recuerda que estás tomando fotografías nocturnas, por lo que no importa si tu imagen es un poco oscura, trata de elegir los ajustes que creas los más convenientes y no te olvides de ser paciente al intentarlo. Recuerda que no se trata de tomar la mejor foto en el primer disparo, sino de disparar mil veces hasta encontrar la mejor foto.

La experiencia para ver Auroras Boreales la puedes vivir en Whitehorse, Canadá, te dejo este link donde podrás ver más información

Author

Me inspira conocer y explorar el mundo, contar historias que hablen de la relación entre la naturaleza y el ser humano, entre el arte y la aventura. Siempre cargo mi cámara a todos los lugares a los que voy: a las cumbres más altas, a los lugares más recónditos, a donde sea, aunque esto me cueste más trabajo. Yo lo hago todo con tal de poder capturar momentos que logren proyectar a los demás la belleza infinita que hay en la naturaleza y en los instantes. Quiero compartir esos momentos mágicos, para inspirar a los demás a vivir en el presente y esperar un mañana que siempre trae algo nuevo.

Write A Comment