¿Sabías que un viaje a Islandia no tiene que ser necesariamente caro? En Reikiavik, Islandia (Reykjavík en islandés) hay un sin fin de destinos increíbles que mucha gente no conoce.

Se trata de lugares que no suelen ser concurridos por turistas en los que es posible tener una experiencia mucho más cercana a lo que viven los locales en su día a día.

Islandia es un país caro, pero no necesariamente el dinero debe ser un impedimento para ir a conocerlo, tú puedes decidir en qué invertir y cómo hacerlo.

En este artículo te voy a compartir 10 actividades baratas que puedes hacer si viajas a Islandia con un presupuesto ajustado.

Así podrás conocer al país y a su gente desde una perspectiva nueva y distinta.

1. Senderismo en Reikiavik

Islandia
Foto por Alex Talmon 

En Islandia hay miles de senderos que puedes recorrer, es un país que a donde quiera que voltees podrás ver paisajes de naturaleza.

No tienes que ir tan lejos, cerca de Reikiavik puedes encontrar senderos con cascadas, lagos e incluso aguas termales.

Aquí te proporciono tres opciones de senderos:

  • Valle Mosfellsdalur
  • Pingvellir
  • Cascada Glymur

2. Auroras Boreales

Las auroras boreales se pueden ver desde distintos lugares de Islandia, es uno de los fenómenos más espectaculares que nos ofrece la Madre Tierra.

Es una experiencia que no olvidarás jamás, ¡te sentirás conectado con el cosmos y con el universo como jamás creíste!

Puedes ir en autobús, dependiendo del tipo de viaje que estés haciendo y donde te hospedes, puedes elegir entre distintas horas de la noche para ir a hacer este recorrido.

Auroras Boreales
Auroras Boreales – Foto por Jonatan Pie

Aprovecha para leer este artículo de 10 consejos para fotografiar auroras boreales para que así ¡puedas tomar las mejores fotos!

3. Hot Dog Islandés


¡Tienes que probarlo! Si quieres conocer más sobre la comida local, no te puedes perder un Hot Dog Islandés.

Es lo que comen la mayoría de los estudiantes en Reikiavik y puedes encontrarlo en la calle, en diferentes puestitos que ofrecen comida típica de Islandia.

El hotdog es conocido como “pylsa”, consta de una mezcla deliciosa de diferentes salsas y cebolla crujiente, ¡se te hará agua la boca!

4. Ir a nadar

¡Islandia es el país que tiene la mayor cantidad de albercas termales en el mundo!

Aunque la mayoría de la gente va para relajarse a las aguas termales, también hay albercas en donde puedes ir a nadar.

Estas albercas son conocidas como “Sunds” y puedes elegir entre muchas diferentes opciones para ir.

Aquí te dejo tres diferentes:

  • Laugardalslaug
  • Vesturbæjarlaug
  • Árbæjarlaug
aguas termales
Aguas Termales – Foto por Tom Grimbert

5. Aguas termales

Si ya viste alguna de las guías de turismo de Islandia, sabrás que hay una infinidad de lugares con aguas termales.

No es necesario pagar una fortuna para poder disfrutar de ellas. Aquí te dejo tres a las que puedes considerar ir a un muy buen precio:

  • Seljavallalaug
  • Reykjadalur
  • Hrunalaug

6. Perlan

Es una de las arquitecturas más importantes del país, se encuentra en las colinas de Oskjuhlio cerca del centro de Reikjavik y es famoso por la estructura y forma del edificio.

Su arquitectura es futurista, cuenta con una cúpula de vidrio gigante y dentro de ella hay cuatro tanques de agua.

¡4 millones de litros de agua caliente es lo que guardan los tanques! De ellos dependen muchos hogares islandeses durante el invierno todos los años.

Dentro de la cúpula, algunas veces durante el año organizan mercados de libros y distintas exhibiciones.

También hay un restaurante que se encuentra sobre los tanques, en el piso cuatro del edificio.

7. Mercado Kolaportið

souvenirs
Foto por Roman Kraft 

¡El mejor y más barato lugar para comprar souvenirs!

Si quieres ir a buscar recuerditos de tu aventura de Islandia, este mercado es una muy buena opción.

Te puedes entretener todo el día viendo lo que venden aquí, es un mercado pequeño pero tienen muchísimas cosas.

Hay desde ropa, calzado y accesorios de segunda mano, hasta productos alimenticios y accesorios típicos islandeses.

Se encuentra en el corazón del centro de Reikiavik y la entrada es gratis.

Abre los fines de semana de 11:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.

8. Jardín Botánico Horcus

Botanicus
Foto por Jordan Sanchez 

Reikjavik cuenta con un increíble jardín botánico, es conocido como Hortus Botanicus Reykjavicensis.

Fue creado en 1961 y mide alrededor de 5 hectáreas.

Aquí, podrás encontrar una gran variedad de la flora endémica de la isla y caminar entre los jardines.

9. Museos y Graffiti

Ahora, si ya conoces la comida, los paisajes naturales, la música ¿por qué no tomarse el tiempo de caminar en las calles para conocer el arte?

Con un día que camines, vas a poder ver paredes decoradas con graffitis increíbles y diferentes esculturas entre las calles.

Por otro lado, en Reikjavik se encuentra la Faloteca Nacional de Islandia, ¡literalmente!

Es un museo que contiene una colección de especímenes fálicos de los diferentes mamíferos del país.

Si quieres vivir una experiencia diferente ¡tienes que ir a este museo!

10. Lago Tjorn

Reikjavik
Foto por Evelyn Paris 

Si algo nos encantaba a todos de niños era darle de comer a los patos en los lagos, así que ¿por qué no revivir tu infancia?

Ve al lago de Reikiavik y disfruta de un picnic en la mañana o tarde, la pasarás muy bien con tus amigos / familia, especialmente si vas con niños.

Se encuentra justo al lado del casco antiguo de Reikjavik y además es una muy bonita postal junto a las casas de colores que rodean el lago.

Islandia es un país increíble, es como un sueño hecho realidad, te enamorarás de todo lo que ofrece y vivirás una experiencia que jamás olvidarás.

Sí, es un país caro, es pequeño, frío y tienen que importar muchísimas cosas que necesita ¡pero eso no quiere decir que no puedas ir!

Lo único que debes hacer es analizar cómo administrar tu presupuesto y ser cuidadoso con los gastos y los tours que elijas.

Conoce lo local, haz tus propios recorridos caminando y sumérgete en la aventura, ¡te aseguro que valdrá la pena!

Author

Me inspira conocer y explorar el mundo, contar historias que hablen de la relación entre la naturaleza y el ser humano, entre el arte y la aventura. Siempre cargo mi cámara a todos los lugares a los que voy: a las cumbres más altas, a los lugares más recónditos, a donde sea, aunque esto me cueste más trabajo. Yo lo hago todo con tal de poder capturar momentos que logren proyectar a los demás la belleza infinita que hay en la naturaleza y en los instantes. Quiero compartir esos momentos mágicos, para inspirar a los demás a vivir en el presente y esperar un mañana que siempre trae algo nuevo.

Write A Comment