Cuando viajamos nos llenamos de  momentos que nos llevamos para toda la vida.

Una foto bien tomada se convierte en un recuerdo que te queda para siempre. No necesitas tener la mejor cámara, siempre puedes conseguir buenas fotografías al tomar cuenta ciertos aspectos importantes.

Guillermo Gutiérrez es un arquitecto y fotógrafo profesional que ha recorrido más de 20 países, llevándose aprendizajes de cada lugar. Aquí nos comparte los 10 tips para tomar las mejores fotos de tu viaje.

1. Practica

Recuerda que la práctica hace al maestro. Fotografía cada momento que puedas, en cualquier lugar y a cualquier hora; conoce tu equipo fotográfico, sal a la calle y toma fotos de lo que te rodea.

Dedica un momento para comenzar a capturar los diferentes escenarios. No necesitas viajar lejos o a lugares extraordinarios; trata de descubrir los lugares, personas y estilos que están cerca de ti. De esta manera, lograrás conocer tu equipo fotográfico y aprenderás a darle un mejor uso, además, te darás cuenta de los estilos de fotografía que más se adaptan al estilo que quieres obtener.

Practica hasta que tengas las fotos ideales y en el camino, míralo como un trabajo de terapia, como un trabajo de crecimiento personal y profesional. ¡No dejes de practicar!

Fotografía tomada por Guillermo Gutiérrez en su viaje al Nevado de Colima
Nevado de Colima 2017 por Guillermo Gutiérrez

2. Busca el lado diferente de las típicas fotografías

Busca encuadres, muévete, piérdete en las calles, ¡quítate la pena! Incluso cuando muchas personas tienen el mismo escenario para tus fotografías, no significa que no puedes hacer fotos diferentes. Anímate a ir más allá de la foto común, buscando diferentes puntos, ángulos, encuadres o composiciones. Explora un poco el lugar, otros puntos. Piérdete entre cada rincón del lugar en el que estás y juega con cada uno de los elementos que te rodean.

Con esto lograrás contar la historia que todos conocen, pero de otra manera.

Cuando me encontraba frente al Taj Mahal, decidí alejarme un poco del lugar e ir hacia el río. Fui ahí en donde pude capturar aquella historia detrás, una historia diferente.

Una de las fotografías tomadas por Guillermo Gutiérrez en su viaje a India
Agra, India, 2018 por Guillermo Gutiérrez

3. No busques lo que a la mayoría le gusta

Algo que marcó mi viaje fue la siguiente escena. Estábamos en un recorrido de India y a lo lejos se observaba un evento sagrado de cremación de cuerpos en el lugar. Ese momento podía sentirlo como algo muy íntimo para esas personas. Incluso en la fotografía podemos observar que la persona que conducía volteaba hacia otro lado. Realmente mi corazonada me dijo que esa experiencia debía dejarla sólo para mi recuerdo.

Debes tener en cuenta siempre el respeto por las situaciones que se te presentan. Hay experiencias de las que quizá no podrás obtener fotografías, pero probablemente puedes elegir que se queden en tu memoria. Esto cambia un poco cuando logras entender la historia, tienes el contacto con la persona y puedes involucrarte. Hay que saber cuándo hacer fotografía y cuándo no.

Una de las fotografías tomadas por Guillermo Gutiérrez en su viaje a Varanasi, India
Varanasi, India, 2018 por Guillermo Gutiérrez

4. Haz caso de tu instinto

Deja que tus ojos te conduzcan, déjate llevar y que el encuadre sea la historia que quieres comunicar. Muchas veces me sucedía que estaba en un lugar y más tarde pensaba «hubiera tomado la foto». En esos momentos puedes sentirte invadido por la pena o piensas que es mejor no llamar la atención con tu cámara, pero, es tan importante seguir tu instinto.

Captura lo que sientas que debes capturar. Una vez que empiezas a entender y percibir en donde estás, comienzas a sentirte familiarizado con tu alrededor. Comienzas a entender cómo funciona la ciudad, qué hace la gente, cómo se comporta; ahí es cuando tu instinto te implora comenzar a fotografiar, empezar por este lugar, luego el otro, hasta continuar explorando…

Una de las fotografías tomadas por Guillermo Gutiérrez en su viaje a Katmandú, Nepal
Plaza Durbar, Katmandú, Nepal 2018 por Guillermo Gutiérrez

5. Aprovecha el escenario natural 

Aprovecha una de las horas más importantes del día: La hora dorada. Esta hora acontece los momentos después de la salida del sol o antes del ocaso.

Me encanta capturar fotos en estos momentos pues es en donde comienza el amanecer. Los lugares comienzan a abrir, las personas empiezan a salir a las calles. Puedes tomar fotografías de momentos con un color increíble y tener fotos espectaculares de acciones cotidianas.

Una de las fotografías tomadas por Guillermo Gutiérrez en su viaje a Lukla, Nepal
Lukla, Nepal 2018 por Guillermo Gutiérrez

6. Juega con los ajustes de la cámara

La parte de la práctica tiene mucho que ver con este punto. Al conocer tu equipo, gracias a todas las fotos que tomaste, puedes conocer las funcionalidad de tu cámara y jugar con ellas. Aquí te das cuenta de lo que puede hacer y no puede hacer tu cámara. Evita comprar un equipo que no conoces y utilizarlo inmediatamente al momento de tu viaje, pues, te encontrarás más concentrado en entender tu cámara, que capturar los momentos.

Ten en cuenta el mensaje que quieres trasmitir.

Cuando me encontraba en camino al campamento base del Everest mire el río Kosi, inmediatamente pensé, «debo fotografiar esto» , pero no me gustaba la idea de que fuera una imagen plana, sin movimiento, así que, ajuste la obturación de mi cámara y transmití el mensaje que quería dar; el movimiento del río. Tal como mis ojos lo estaban viendo.

Estos ajustes te ayudarán a obtener en tus fotografías, las sensaciones que quieres transmitir.

Fotografía tomada por Guillermo Gutiérrez  en su viaje a Rio Kosi, Nepal
Rio Kosi, Nepal 2018 por Guillermo Gutiérrez

7. Incluye personas en tus fotografías

Incluir gente en la composición modifica radicalmente la relación del espectador con un lugar.

Me gusta poner el ejemplo de la siguiente foto: la magnitud y tamaño de las montañas, no se hubieran reflejado de no ser por las personas que se encuentran en la en la parte inferior de la foto.

Incluir personas en tus fotografías, da una escala mas real de lo que realmente estás apreciando, te hace entender lo pequeño que es el humano y lo magnifico de los lugares que lo componen. Todo depende del mensaje que hay que dar, es por eso que, si quieres resaltar algo o medir su magnitud, incluir personas siempre será una buena opción para representarlo.

Una de las fotografías tomadas por Guillermo Gutiérrez en su viaje a Taboche, Nepal
Taboche, Nepal 2018 por Guillermo Gutiérrez

8. Déjate sorprender 

Busca el lugar adecuado y la acción aparecerá. Es indispensable ser muy pacientes. No todos tenemos la gran suerte capturar algún momento importante, justo cuando tenemos la cámara en la mano.

Muchas de las veces es necesario planificar: ver la hora en que amanece, cuál tipo de luz natural queremos utilizar, entre otros. Si queremos fotografiar algún suceso en concentro debemos tomar en cuenta la hora en que va a suceder. En este punto es importante dejar que los eventos fluyan, no te involucres con la realidad de las cosas que están pasando, más bien, busca los momentos que ya sabes que van a pasar.

Explora la zona en donde te encuentras.

La foto que ves a continuación la pude tomar cuando me encontraba explorando cerca de Tengboche. Luego de presenciar el ritual sagrado de los monjes, pude encontrar una escena que me pareció algo muy poco común; eran los monjes jugando fútbol después del evento. Es ahí donde decidí capturar este gran momento. No dejes que tus ideas o lo que has visto acerca de una foto, interfieran con lo que tu instinto dice.

Fotografía tomada por Guillermo Gutiérrez  en su viaje a Tengboche, Nepal
Tengboche, Nepal 2018 por Guillermo Gutiérrez

9. Conecta con los escenarios para obtener mejores fotografías

 “Fotografiar escenas sublimes debería ser un ejercicio de concienciación” En muchos aspectos, para conseguir una buena imagen hay que alejarse de todo, lo que lo convierte en una terapia fotográfica.

Por muy lejos que viajes, no importa lo extraño que te resulte tu nuevo entorno, hay una cosa que nunca podrás dejar atrás: a ti mismo. Ese sentimiento sentimiento de separación de todo lo que conoces y amas. Las fotografías nos llevan a conocernos

Una de las fotografías tomadas por Guillermo Gutiérrez en su viaje a Everest, Nepal
Everest, Nepal 2018 por Guillermo Gutiérrez

10. No te olvides de ti

Por muy lejos que viajes, no importa lo extraño que te resulte tu nuevo entorno, hay una cosa que nunca podrás dejar atrás: a ti mismo.

Cuando te conectas con el lugar, lo entiendes mejor: es ahí cuando comienzas a hacer una foto de terapia. Buscas el tipo de fotografía que te pueda llegar al alma; más pacifico. Sabes que lo que estás fotografiando es lo que deberías fotografiar.

Al darte cuenta de todo lo que has aprendido en el nuevo lugar, entras en un ejercicio de admiración hacía lo que ves, surgen preguntas que te haces en el camino sobre: la vida, la o la naturaleza y todo esto comienza a verse reflejado en tu tipo de fotografía. Por eso nunca te olvides de ti.

«En ocasiones para conseguir fotos, hay que alejarse de todo, de lo ordinario«

Fotografía tomada por Guillermo Gutiérrez en su viaje a Panboche, Nepal
Panboche, Nepal 2018 por Guillermo Gutiérrez

Mira el vídeo de la entrevista de Guillermo Gutiérrez y conoce toda la historia detrás de sus fotografías. Click aquí

Sabemos que cuando viajas, quieres capturar los momentos que te llevas para siempre. Un amanecer en Tailandia, la cima de tu trek, o las auroras boreales son escenarios difíciles de describir en palabras, pero que sí puedes compartir en una imagen. 

En Local Adventures tenemos los lugares ideales para tus fotografías de viaje. Ingresa en este link y mira todos los destinos que tenemos para ti.

Write A Comment